Reiki

Reiki es una palabra sánscrita que significa REI, energía universal y KI, energía vital.


Es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles:


Físico: mejoría en dolencias, lesiones, metabolismo,etc.

Emocional: problemas sentimentales, agresividad, infelicidad, etc.

Mental: hábitos dañinos, estrés, insomnio, etc.

Espiritual: armonía, paz, equilibrio, etc.


El método Reiki se basa en la creencia hinduista sobre los Chakras, que explica los estados de salud de los seres humanos. Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras será el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos.


Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado. 


También nos ayuda al crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia.


El Reiki va dirigido a todo el mundo desde adultos sanos, enfermos, embarazadas, niños y bebés, incluso también los animales y las plantas.


Es una terapia complementaria a la medicina convencional y terapias psicológicas reconocida por la Organización mundial de la salud (OMS).