Homeopatía

La homeopatía es también llamada la medicina Psicosomática, ya que estudia la correlación entre los aspectos psíquicos y fisiológicos de todas las funciones corporales y de esta manera integra el cuerpo y la mente, ofreciendo un tratamiento global de la persona.

 

Es precisamente este concepto de totalidad del ser humano lo que caracteriza a la medicina Homeopática. Para la Homeopatía, todo ser humano es una unidad psicosomática, y la pérdida de armonía de esa totalidad lleva al desequilibrio de la Energía Vital que es la enfermedad.

 

El concepto principal de la homeopatía radica en la misma palabra: Homoios = Semejantes y Phatos = Enfermedad, que provienen del griego. Su nombre se basa en el Principio más básico por el cual se rige la homeopatía: La Ley de Similitud. Toda sustancia medicinal provoca en el hombre sano los mismos síntomas que es capaz de curar en el enfermo.

 

La homeopatía contempla la enfermedad como un trastorno de todo el organismo, no un trastorno localizado, y por ello cada persona posee su manera particular de enfermar. Dos personas pueden tener la misma enfermedad pero la causa y el modo de padecerla es distinto.

 

Por eso llaman a la homeopatía el Arte de la Individualización, porque no concibe diagnósticos iguales ni siquiera prescripciones estándar para una misma patología.